Cuando tu hombro se disloca por primera vez.

¿Por qué duele el hombro durante la noche?
30 diciembre, 2019
¿Qué son y para qué sirven los meniscos?
30 diciembre, 2019

Aspectos importantes que debes de saber

Una de las inquietudes más frecuentes de nuestros pacientes son ¿qué tan probable es que mi hombro se vuelva a salir de su lugar? ¿y qué puedo hacer si mi hombro continúa dislocándose?

En este artículo explicaremos a nuestros lectores en que consiste esta lesión, como se maneja la lesión inicial, la posibilidad de que vuelva a ocurrir, así como el tratamiento que existe si esto se vuelve un problema recurrente.

¿Porque se disloca el hombro?

El hombro, al tratarse de la articulación que mayor movilidad permite, también es la que presenta mayor riesgo de salir de su lugar. El termino medico se conoce como luxación de hombro o dislocación del hombro.

Esta articulación está conformada por el humero (la esfera) y la glenoides (el socket), y los ligamentos que la mantienen en su lugar (estable) son altamente vulnerables a lesionarse, conllevando a que la cabeza del humero se salga de su lugar .

¿Cómo se trata al paciente que presenta una luxación de hombro por primera vez?

Cuando esta lesión ocurre el paciente amerita atención en un centro médico para recolocar el hombro en su lugar mediante manipulación del brazo, idealmente realizada por un Traumatólogo Ortopedista.

A continuación, el brazo deberá ser inmovilizado por 7 a 10 días, y posteriormente enviado a fisioterapia y rehabilitación para desinflamar y evitar rigidez del hombro. Esto es de suma importancia puesto que el hombro no tolera inmovilización prolongada, y sabemos que si ese inmoviliza por más de 21 días, se perderá rango de movimiento.

¿Cómo identificamos cuál paciente que se luxó el hombro por primera vez, tiene mayor riesgo de que se vuelva a luxar o dislocar?

Comúnmente, el paciente que acude a valoración por primera vez ya cuenta con múltiples episodios de luxación. Esta tendencia a que el hombro se salga de su lugar constantemente (cada vez con mayor facilidad y frecuencia), se le conoce como ¨Inestabilidad Glenohumeral Recurrente¨

Actualmente se han descrito factores de riesgo que ayudan a identificar que paciente tiene mayor riesgo de luxarse nuevamente, y cuáles no. Estos factores algunos propios del paciente y otros relacionados a la lesión inicial, son:

1.-Edad menor de 20 años. Conforme menor edad el riesgo aumenta proporcionalmente.

2.-Pacientes hiperlaxos o con articulación hipermoviles. Conforme más jóvenes seamos (esqueleto inmaduro) hay mayor laxitud, mientras que a mayor edad el esqueleto madura y esta laxitud se va perdiendo. Cuando esta esta hiperelasticidad persiste a posterior a la pubertad, a estos gente se les conoce como hiperlaxos. No es una condición patológica pero si predispone a lesiones articulares.

3.-Práctica deportiva de contacto o que mantiene el brazo por encima de la cabeza de manera repetitiva (Ej. Futbol Americano, Basquetbol, Beisbol, Natación).

4.-Lesion ósea significativa asociada durante el primer evento de dislocación. En ciertas ocasiones durante la lesión inicial, además de la lesión de los ligamentos del hombro también pueden existir lesiones óseas (fracturas asociadas).

Una vez analizando y evaluando estos factores mediante exploración física y estudios de imagen, se puede predecir quienes desarrollaran futuros episodios de dislocación.

¿Mi hombro se sale de su lugar con frecuencia, que puedo hacer?

Algo que está muy claro cuando una lesión se repite constantemente es que, conforme mayor número de episodios de la lesión mayor la frecuencia con la que se seguirán presentando.  Biomecanicamente, en cada episodio nuevo de dislocación más estructuras internas de la articulación se irán lesionando, y esto generara que cada vez sea más inestable la articulación. Por lo tanto, resolver un problema oportunamente siempre es más fácil que hacerlo de forma tardía.

Otro aspecto importante que vemos en nuestros pacientes que tienen esta lesión, es que evitan ciertos movimientos para evitar que el hombro se salga de su lugar. Esto, en población activa (jóvenes en general o adultos con alta demanda física), puede llegar a ser una limitante en la calidad de vida.

La opción menos agresiva para manejar esta lesión se basa un programa de acondicionamiento del hombro. Este consiste en reforzar y mejorar el tono muscular alrededor de la articulación del hombro y del omoplato, para brindarle mayor estabilidad. Sin embargo, la lesión estructural dentro de la articulación no se podrá corregir de esta manera, es por eso, que los resultados del tratamiento conservador (sin cirugía) no son muy alentadores.

Finalmente, cuando se agotan las modalidades de tratamiento conservador (no quirúrgico) y persiste el problema, es conveniente realizar una cirugía de hombro en donde se reparan las estructuras lesionadas adentro del hombro. Este procedimiento se realiza por artroscopia (no cirugía abierta de grandes incisiones) en el cual se reparan los ligamentos lastimados, para brindar estabilidad a la articulación y evitar que se siga dislocando.

Por último, este problema representa una de las lesiones más frecuentes del hombro en población joven, y actualmente gracias a los avances en cirugía de hombro es posible corregir esta lesión de manera satisfactoria. Sin embargo, es importante que esta lesión sea evaluada y atendida por un Traumatólogo Ortopedista con subespecialidad en Cirugía de Hombro.

En el Centro de Especialidad Articular contamos con especialista de hombro enfocados exclusivamente en el manejo de estas lesiones. ¡Acércate a Nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

citas@traumatologiamerida.com